Alma de Nogal : Los Chalchaleros

jueves, 16 de febrero de 2017

El veneno de Monsanto: Paremos el Glifosato. Firma la petición. BIODIVERSIDAD LA

El veneno de Monsanto: Paremos el Glifosato. Firma la petición

|Más
Agrotóxicos
Vamos a utilizar el arma más poderosa que tenemos contra el pesticida tóxico de Monsanto: ¡únete a la Iniciativa Ciudadana Europea y ayúdanos a prohibir el glifosato para siempre!
Durante décadas se ha utilizado el glifosato, un pesticida tóxico, para rociar los campos donde crecía nuestra fruta, verdura y cereales. Es muy posible que también nuestros parques y barrios estén siendo rociados con esta sustancia, y casi todos los europeos examinados presentan este veneno tóxico en la orina [1]. Además, varios estudios apuntan a que probablemente sea cancerígeno [2].
Ahora que sabemos que los países de la UE se reunirán para debatir sobre si prohíben o no el glifosato,tenemos la oportunidad de retirarlo del mercado. Sin embargo, se trata del pesticida más usado en todo el mundo y Monsanto es uno de sus principales fabricantes, lo cual le genera millones al año. No es de extrañar que esté ejerciendo una intensa presión para que siga comercializándose.
Pero ayer lanzamos nuestra propia ofensiva: la Iniciativa Ciudadana Europea. Se trata del instrumento más poderoso que tenemos como europeos para dirigirnos a la Comisión Europea. Si reunimos 1.000.000 de firmas, la Comisión estará obligada legalmente a escuchar nuestras demandas. Si no logramos el millón de firmas, la petición caerá en saco roto. Necesitamos todas las firmas antes de que acabe el verano, momento en el que empezarán las reuniones más importantes. Esto significa que necesitamos recoger más de 5.800 firmas cada día. ¡Empieza la cuenta atrás!
El año pasado, la Comisión Europea tenía previsto renovar la licencia del glifosato por 15 años. Sin embargo, gracias a la enorme presión ejercida por cientos de miles de europeos (¡incluida la comunidad de Movemos Europa!), la Comisión sólo pudo aprobar, como medida temporal, la extensión de la licencia por 18 meses. ¡Estamos en la recta final!
Si lo logramos, estaremos salvaguardando nuestra salud y la de generaciones futuras. Y no solo eso. Además, podríamos dar pie a un cambio revolucionario en la agricultura, con consecuencias muy positivas para nuestro planeta. Sin embargo, Monsanto, Syngenta y Bayer ganan millones con el modelo actual de agricultura basado en pesticidas tóxicos, transgénicos y desiertos verdes. Sabemos que están haciendo todo lo que está en sus manos para proteger sus intereses.
Esta no es una petición al uso: nos hemos asociado con una gran coalición europea para lanzar la iniciativa y lograr el número de firmas necesario [3].Necesitamos el millón de firmas antes de que acabe el verano para que la Comisión nos tenga en cuenta en su decisión. Esto significa que todas y cada una de las personas de la comunidad de Movemos Europa debemos involucrarnos si queremos deshacernos de este veneno. Hoy empieza nuestra campaña.¿Te gustaría ser parte de esta ambiciosa iniciativa?
Con tu firma, visibilizaremos la oposición pública contra el glifosato y mantendremos la presión para que los países de la UE voten en contra de la renovación de la licencia este año.
¡Gracias!
Virginia, María y todo el equipo de Movemos Europa.
PD: Para que tu firma sea contabilizada en la Iniciativa Ciudadana Europea, deberás facilitar más datos que en una petición “normal” de Movemos Europa.Los datos personales requeridos no los establece Movemos Europa, sino cada país. Los datos adicionales solicitados son un requerimiento legal para que tu firma sea validada. Movemos Europa no almacenará ni utilizará estos datos personales adicionales. ¡Firma ahora!
[3] ICE organizada por: Campact | Corporate Europe Observatory| The Danish Society for Nature Conservation | GLOBAL 2000 (Friends of the Earth Austria) | Greenpeace | Health and Environment Alliance | PAN Europe | Skiftet | WeMove.EU |
Fuente: We Move Europe

CHARLA ACERCA DE TERAPIA HORTICOLA -ASOCIACIÓN ARGENTINA DE TERAPIA HORTÍCOLA

Mostrando charla febrero 2017.png

Hola!

Te escribimos para invitarte a participar de la Charla Informativa sobre Terapia Hortícola. La misma será el jueves 23 de febrero a las 18hs. en lugar a confirmar.

Te esperamos y agradecemos que compartas la invitación con quienes puedan estar interesados.

Saludos!

Candelaria Ferrara
-- 
"Sanar en la naturaleza"
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE TERAPIA HORTÍCOLA
FACEBOOK: Asociación Argentina de Terapia Hortícola

miércoles, 15 de febrero de 2017

IMPACTO AMBIENTAL POR SALMONERAS - Leonel Mingo Unidad de Campañas Greenpeace Argentina

Hola Patricia, 

¡Comenzó la campaña para salvar a los mares del fin del mundo! Se encuentran en la región de Magallanes (Patagonia chilena). Son aguas prístinas, hogar de especies únicas en el planeta, como el delfín chileno. Pero hay empresas que pretenden instalarse allí para explotar y sacrificar estos mares.
¿P
odrías sumar tu nombre para evitar una catástrofe ambiental? 

QUIERO FIRMAR
La conocida marca Mitsubishi tiene pedidos 13 proyectos de salmonicultura en la región de Magallanes(¡10 de ellos sobre una Reserva Nacional!). Por eso, con esta campaña le pedimos que abandone esos planes. Más de 35 mil personas ya están defendiendo los mares del fin del mundo. Vos también podés ser una de ellas.
QUIERO FIRMAR
El año pasado, en Chiloé, las salmoneras ya demostraron el daño que le pueden hacer al mar. Vertieronsalmón podrido a las aguas y desencadenaron una de las peores crisis ambientales de Chile. Podemos evitar que esto suceda de nuevo. Te necesitamos.
QUIERO FIRMAR

Los mares del fin del mundo son fuente de subsistencia de comunidades pesqueras y pueblos ancestrales. Generan el oxígeno que respiramos y regulan el clima de la Tierra. Protegerlos es clave para la vida de las futuras generaciones. Te pido que hoy me ayudes a defenderlos. 

Un abraz
o.
Leonel Mingo
Unidad de Campañas
Greenpeace Argentina


PS: Somos una organización independiente. No recibimos dinero ni presiones de empresas ni gobiernos. Defendemos el medio ambiente gracias a personas comprometidas con la defensa del planeta co
mo vos.Asociate hoy a Greenpeace. Hacé click aquí.

Los países europeos podrán vetar los cultivos transgénicos en su territorio. Ignacio Fariza El Pais

Los países europeos podrán vetar los cultivos transgénicos en su territorio

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/06/12/actualidad/1402572784_940154.html


La nueva normativa permite a los Estados prohibir los organismos genéticamente modificados

Ampliar foto
La titular española de Agricultura, Isabel García Tejerina, este jueves en Luxemburgo.  EFE
Los países europeos tendrán autonomía para prohibir los cultivos transgénicos en su territorio. Tras cuatro años de intenso debate, el Consejo de ministros de Medio Ambiente y Agricultura ha acordado este jueves que cualquier país de laUnión Europea (UE) pueda desmarcarse en la implantación de organismos genéticamente modificados, pese a que estos cuenten con la autorización de Bruselas. Para lograr el permiso de la Comisión Europea, los Estados deberán alegar razones de impacto ambiental, agrícola, socioeconómico o de gestión del territorio. El Ejecutivo comunitario espera que, al incrementar el margen de maniobra de los Gobiernos, las reservas de los países más beligerantes sean menores y el proceso europeo de aprobación de nuevos transgénicos se desbloquee. Para que el acuerdo —que ha recibido el voto favorable de 26 de los 28 Estados miembros, con la única oposición de Bélgica y Luxemburgo— se convierta en definitivo, aún debe ser ratificado por el recién elegido Parlamento Europeo en una votación que está prevista para otoño.
Cuando esta modificación de la legislación comunitaria entre definitivamente en vigor, el procedimiento de aprobación de nuevos cultivos transgénicos se dividirá en dos fases. En una primera, los países que muestren reticencias sobre la inclusión de una nueva variedad en sus territorios deberán notificarlo a la Comisión Europea. Si, pese a la restricción geográfica, la empresa que desarrolla la cepa decide seguir con el proceso de autorización, debería solicitar el visto bueno de Bruselas para su comercialización en los países que no se oponen.
En el supuesto de que la compañía rechazara esta restricción geográfica, se abriría una segunda fase en la que los Estados miembros deberían justificar los motivos por los que pretenden prohibir la nueva variedad. Al final del proceso, una vez que el cultivo transgénico reciba la autorización de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (el organismo encargado de evaluar su impacto sobre la salud y el medio ambiente), los Estados miembros que hayan mostrado reservas sobre su implantación podrán prohibirla de manera definitiva en su territorio.
Las negociaciones sobre la modificación de la directiva de transgénicos de 2001, enquistadas por las demandas de los tres países más poderosos de la UE (Alemania, Francia y Reino Unido), quedaron definitivamente bloqueadas durante el proceso de aprobación de una nueva variedad de maíz transgénico —el Pioneer 1507—. En la votación en la que Bruselas pensaba obtener el visto bueno de los Estados miembros a esta cepa, 19 de los 28 Gobiernos europeos se negaron a aprobarla y solo cinco —entre ellos el español— votaron a favor.

Una decisión con implicaciones directas en España

El texto adoptado hoy los ministros de Medio Ambiente y Agricultura es de especial relevancia para España, el país europeo con mayor porcentaje de superficie de cultivo dedicado a este tipo de cepas (el 91% del maíz transgénico del Viejo Continente se cultiva en España, según cálculos del Ejecutivo comunitario), por delante de Portugal, República Checa, Rumanía y Eslovaquia. España también fue el primer país de la UE en cultivar una cepa de maíz genéticamente modificado, en 1998. Desde entonces, la superficie de cultivo ocupada por transgénicos se ha multiplicado por cuatro.
En el transcurso del debate en el seno del Consejo de ministros de la UE, la titular española de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha apoyado las "ventajas" de la biotecnología aplicada y ha subrayado que Europa "no puede quedarse al margen" de los avances en este campo. García Tejerina ha defendido el, a su juicio, "modélico" procedimiento de autorización de nuevos cultivos que sigue Europa y ha destacado que la nueva norma hará "más fluida" la toma de decisiones. "Es un avance importante para España; llevábamos mucho tiempo tratando de desbloquear la situación actual".
La UE importa más de 50 variedades transgénicas y solo plantan una”
JOSÉ MIGUEL MULET, ESPECIALISTA
José Miguel Mulet, profesor de biotecnología molecular de laUniversidad Politécnica de Valencia, se muestra crítico con una decisión que "contribuirá a la huida de empresas del mercado comunitario". Mulet echa mano de las cifras europeas para censurar el pacto intergubernamental sellado hoy. "Actualmente la UE importamás de 50 variedades transgénicas y sus agricultores solo plantan una. La posibilidad de que cada Estado miembro pueda prohibir nuevas variedades perjudicará a los hortelanos de algunos países, que no podrán acceder al mercado de los transgénicos, y a los consumidores, que seguirán comprando más caro". Mulet pone como ejemplo de esta "fuga" a la multinacional alemanaBASF, que ha "abandonado" el mercado europeo para centrarse en el estadounidense y asiático.
Las organizaciones ecologistas también cargan contra con la propuesta de normativa pero por un motivo muy diferente: la consideran excesivamente laxa con las firmas biotecnológicas. Mute Schimpf, responsable de alimentación deFriends of Earth Europe —la mayor red de grupos ambientalistas de Europa—, remarca que estas empresas tendrán voz sobre cualquier intento de prohibición de nuevas variedades transgénicas, rompiendo así el modo de actuación de los últimos 15 años. "El riesgo de contaminación alimentaria aumentará drásticamente", vaticina.
En la misma línea, Blanca Ruibal, responsable de agricultura y alimentación de la ONG Amigos de la Tierra, considera que el cambio legal aprobado hoy otorga a compañías como Monsanto o Syngenta un poder "sin precedentes", al concederles, según su opinión, "la última palabra" en las decisiones sobre los cultivos transgénicos. Ruibal sostiene que el texto tiene el objetivo de fomentar que los Gobiernos europeos voten a favor de estos cultivos en Bruselas a cambio de otorgarles el poder de veto en su país. "Provocará una expansión de nuevos cultivos transgénicos en España", concluye.
Monsanto, una de las empresas líderes del sector de los transgénicos, cargó ayer contra una decisión que califica de "tragicómica" y que, según sus responsables, manda una "mala señal" al resto del mundo y prohíbe "cosas" por razones populistas.

Bruselas pone a los Estados contra las cuerdas. Lucía Abellán EL PAIS INTERNACIONAL







Protesta contra el maíz transgénico.  EFE

La Comisión Europea, difuminada en ese apelativo difuso que se da en llamar Bruselas, está cansada de sufrir todas las invectivas que se lanzan sobre la UE. Y ha decidido tomarse su pequeña venganza. El brazo ejecutivo del proyecto comunitario pondrá este martes contra las cuerdas a los Estados miembros con una propuesta que les obliga a retratarse en situaciones incómodas. Se trata de una reforma técnica con un trasfondo marcadamente político: que las capitales no dejen sola a Bruselas cuando hay que tomar decisiones sensibles como permitir o no cultivos transgénicos en suelo europeo.
La propuesta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, será respaldada por el colegio de comisarios en Estrasburgo. El origen deriva del malestar que acumula Comisión por las ocasiones en que los Estados se inhiben en asuntos delicados sobre los que Bruselas acaba decidiendo en solitario. La nueva regulación plantea que los Estados, que tantas veces plantan cara a Bruselas invocando su soberanía, estén obligados a dar una respuesta. Y que además esta se divulgue.
La iniciativa solo afecta a los llamados actos de ejecución, que deben ser aplicados de manera homogénea en el club comunitario y en los que Bruselas tiene el poder de adopción en solitario. La medida deja intacto el grueso del trabajo en la UE: leyes y reglamentos que deben ser pactados entre Comisión, Consejo y Parlamento. Para garantizar la legitimidad de esos actos ejecutivos, deben estar avalados por unos comités representativos de los Estados miembros. Por lejano que parezca, en ese marco se adoptan medidas de impacto directo para empresas y negocios como la aprobación de cultivos genéticamente modificados o la regulación sobre sustancias potencialmente tóxicas. “Aunque la Comisión tiene el poder para decidir en estos casos, debido a la particular sensibilidad de los asuntos en juego, los Estados miembros deberían asumir también su responsabilidad”, exige el texto.

Casos clave

Bruselas cita dos casos clave de inhibición de los Estados en asuntos alimentarios y de salud pública: el de los cultivos transgénicos y el del glifosato. En el primero, Bruselas reprocha a los gobernantes que cuando les pregunta si se debe autorizar o no un alimento o pienso modificado genéticamente, generalmente optan por no votar en el comité correspondiente, ni a favor ni en contra. De esa manera evitan manifestarse en un terreno pantanoso. Lo mismo ocurre con el glifosato, un compuesto químico controvertido, utilizado en herbicidas y sobre cuya toxicidad existen dudas. La Comisión decidió extender el año pasado la licencia, pero aunque en privado muchos Estados aplaudieron en la decisión, en el comité correspondiente rehusaron manifestarse. Bruselas, en definitiva, quiere evitar ser el blanco de todas las críticas de ONG y otros colectivos contrarios a este tipo de licencias.
Si la reforma de la Comisión prospera, las reglas habituales de la mayoría cualificada permitirán, en estos actos ejecutivos, restar a aquellos que no voten ni a favor ni en contra, de manera que sea más sencillo alcanzar los umbrales necesarios para dar por buena la decisión. También se podrán elevar los dosieres a un ámbito político superior (a los ministerios correspondientes de cada país, incluso pedir opinión a las reuniones de ministros del Consejo). La última medida consiste en lo que Bruselas denomina “elevar la transparencia de voto”. En plata: las decisiones de los países en esos comités podrán hacerse públicas, de forma que los ciudadanos conozcan claramente las posiciones de sus Gobiernos en asuntos controvertidos.
Los datos revelan que esos choques entre Bruselas y las capitales no constituyen precisamente el principal problema del bloque comunitario. Solo el 2% de las decisiones que se adoptan en estos comités acaban sin una postura clara. Pero esas situaciones “ocurren en áreas muy sensibles”, justifica Bruselas. Una pequeña venganza por la querencia de las capitales a nacionalizar los éxitos y europeizar los fracasos.