Alma de Nogal : Los Chalchaleros

sábado, 13 de febrero de 2010

Graciela Iriondo : En el día del Amor, La Estructura del Amor...







Atardecer en Vicente López :




Fotografía : Patricia Isabel Roccatagliata

CORREO DE LOS ANGELES – STELLARIUS
Meditaciones y Mensajes para el Alma
www.stellarius.com.ar

LA ESTRUCTURA DEL AMOR

El mal trata de quebrar la estructura del amor, en las familias, en las relaciones humanas de todo tipo. Romper los vínculos. Crear inestabilidad. Desconfianza.... Sin embargo, dicen que “no hay mal que por bien no venga...”.

Una vez quebradas... las estructuras se debilitan, entran “bacterias” que contaminan y percuden los tejidos del vínculo. La persona queda des-vinculada, “penduleando”.... entre sus emociones y el vacío que genera ese quiebre o ruptura.

Puede ser amor filial (de hijo/a-madre, o hijo/a – padre), amor de pareja, amor de amistad, amor de compañerismo, etc. .... Hay tantos distintos graos y /o niveles de amor....

Cuando la estructura de “enlace” se quiebra, queda apoyarse en uno mismo: el autosustento. Y entonces surje la pregunta: ¿en qué me sustento? ¿Sobre qué bases fundamento mi realidad presente? ¿Qué es lo que me dá Fortaleza, Alegría, Bienestar?
¿En qué pilares fundamento mi vida?

Algunos basan su vida en el alcohol, o las drogas, o en el juego, o en la exteriorización de lo nuevo, en buscar nuevas emociones, o fantasías...., Otros, se sustentan en una interioridad profunda, buscando raíces hondas, que les dan alas, para elvevarse a lo sutil, a lo espiritual, a la Fuerza Sobrenatural de un Poder Superior, que nos sustente, y mantenga en pie nuestro ánimo, a pesar de las circunstancias.

El camino del solitario no es fácil. Hay comunidades de solitarios. Hay cantidad de gente sola, que piensa, reflexiona, y existe. E intenta crear un pensamiento mejor, más positivo, más esperanzado, para dar Fuerza a la realidad circundante, basado en su Esperanza, en su Amor, que comienza a sustentarse en el interior de la misma persona.

Así la persona comienza a irradiar. Irradia la Luz de sus células. Irradia la luz interior. El Espíritu entró en esa persona. Y desde el interior, encarnado en ella, envía su luz, para otros, para los lugares donde esa persona va y/o está. Se convierte en una irradiación natural y expandida. El farol.

Nadie enciende una lámpara para ocultarla...”, dijo Jesús.

Dios no enciende luces para que las tapemos.

Busca irradiar tu luz.

Busca mantener tu Paz.

Busca serenar tus días.

De la serenidad nace la calma. De la calma nace la Paz. De la Paz el Bienestar.
Y eso es lo que irradias. Irradias lo que eres.

¿Qué eres? ¿Cómo eres? ¿Quién eres?

Si quieres irradiar luz, conéctate con la Luz.
Ilumina tu oscuridad. Alimenta tu lado bueno. Reconoce en tu conciencia tus faltas, y corrígelas.

Del lado luminoso nace la Paz.

Del lado oscuro nace la guerra, el conflicto.

No te unas a la división.
Únete a la unidad.
La división te aleja de la Luz.
La Unidad siembra bases sólidas para tu luz interior.

Graciela Iriondo

http://www.stellarius.com.ar/

CORREO DE LOS ANGELES -STELLARIUS
11 de Febrerro de 2010, desde la localidad de Vicente López, Buenos Aires, Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada